Iniciar sesión
Íconos

Luis Barragán, una historia que inspira

Hacer un recorrido por la vida y obra del artista es una misión compleja. Su legado es inmensamente rico gracias a su carrera fructífera

.

.

.

Luis Barragán nació en Guadalajara, en 1902 . Ahí se graduó como ingeniero civil y arquitecto, en 1925. Luego viajó a Europa durante dos años con el afán de estudiar y conocer. Fue entonces cuando se maravilló con las bellezas de los jardines (como el Generalife de Granada) y colocó a la arquitectura del paisaje en la mira.

Al regresar a su tierra natal construyó algunas residencias, cuyo resultado fascinó a revistas especializadas de todo el mundo. Después de volver a Europa, en 1936 se trasladó a la ciudad de México, donde se instalaría definitivamente.

.

.

.

Construyó edificios de apartamentos en la colonia Cuauhtémoc y pequeñas residencias. Además, adquirió un amplio terreno en la entonces llamada Calzada de los Madereros, donde realizó algunos jardines. Ahí trabajó libremente, sin compromiso ni encargos y una parte de estos forman parte de su casa.

A partir de 1940 y durante 5 años, dedicó parte de su tiempo a estudios de planificación y a negocios en bienes raíces. Desarrolló el proyecto total de planificación y urbanismo para la firma Jardines del Pedregal de San Ángel, S.A.

En el mismo fraccionamiento diseñó varios jardines y obras ornamentales (fuentes, rejas, ingresos, etc.) y estableció normas de construcción a fin de crear un ambiente armónico en términos arquitectónicos y evitar destruir la belleza del paisaje.

.

.

.

Entre 1952 y 1955, además de seguir viajando, construyó algunas residencias y atendió sus negocios personales. Comenzó también la reconstrucción del convento de las Capuchinas en Tlalpan, donde edificó una capilla nueva.

En 1955 desarrolló para el Banco Internacional Inmobiliario la planificaron completa, con jardinería y obras de ornato, del fraccionamiento residencial Jardines del Bosque, en Guadalajara. También proyectó y supervisó los jardines del hotel Pierre Marques, en Acapulco

En 1957 fue invitado por la empresa que desarrolló ciudad Satélite para constituir el símbolo de la urbanización. El mismo año Barragán promovió un fraccionamiento residencial al norponiente de la ciudad de México, Las Arboledas y participó en la creación de otra urbanización, el Club de Golf la Hacienda.

.

.

.

 

En 1964 y 1965 trabajó, asociado con otro arquitecto ilustre, Juan Sordo Madaleno, en el gran proyecto (que no llegara a completarse) de Lomas Verdes. Louis Kahn lo invita a asesorarlo, en 1964, en su proyecto del Salk Institute de la Jolla, California. Poco después realiza la Cuadra San Cristóbal y casa Egerstrom, en colaboración con Andrés Casillas.

De 1969 a 1973 trabajó en los proyectos –no realizados– del plan maestro de Cano, en el estado de México, y para el fraccionamiento El Palomar, en Guadalajara, así como la fuente monumental en Lomas Verdes, con Ricardo Legorreta. En 1974 construyó la Casa Gilardi, la última obra que llegó a terminar íntegramente.

.

.

.

 

En 1976 el Museo de Arte Moderno de Nueva York presentó la primera exposición sobre su obra y publicó el libro-catálogo de Emilio Ambasz.

Esto lanzó a Barragán a la fama internacional.

Ese año recibió también, en México,
el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

En 1979 proyectó el Faro del Comercio para la ciudad de Monterrey, así como la Casa Bárbara Meyer. En 1980 recibió el premio Pritzker. Para ese entonces, ya la enfermedad de Parkinson le impedía trabajar.

Volvió por última vez a Guadalajara en 1985,
donde recibió el Premio Jalisco.
En 1987 recibe el Premio Nacional de Arquitectura.

Luis Barragán murió el 22 de Noviembre de 1988 en su casa de Tacubaya, en la ciudad de México. Sus restos fueron trasladados al día siguiente a Guadalajara y ahora reposan en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres.

Casa Luis Barragán

Conoce el proyecto

Casa Gilardi

Conoce el proyecto

Torres de Ciudad Satélite

Conoce el proyecto

LLEVA SU ESTILO A TU HOGAR

Siguiente artículo

Sobriedad y elegancia

Continuar