Iniciar sesión
Íconos

De frente, con Sofía Aspe

.

 

La arquitectura y el diseño en México son áreas destacadas en el mundo, por el talento de sus exponentes.

Sofía Aspe es un claro ejemplo
del éxito internacional en este rubro.

De hecho, una de sus creaciones más recientes
es un sitio de retiro a orillas del Mar de Galilea
en la región del Norte de Israel.

Hablamos con ella en exclusiva
y nos comparte la receta de su éxito. 

Cuando el talento mexicano cruza las fronteras, nos llena de orgullo. Una mujer que lleva su talento por el mundo es la interiorista Sofía Aspe, con quien conversamos en exclusiva para esta publicación.

Aunque se encontraba en pleno campo de acción, pues trabaja actualmente en un hotel boutique de primerísimo nivel y que pronto abrirá sus puertas en Polanco, platicó con nosotros y nos sentimos tan en confianza, que hasta le preguntamos cuál es el rincón favorito de su casa.

Empezamos preguntándole
cuál es el papel actual de la mujer
en el mundo del diseño y la arquitectura,
en un mundo donde generalmente
destacan los caballeros.

¨Está cambiando, pero nos falta mucho. Podemos tomar un rol muchísimo más destacado. Si buscas una lista de los 20 ó 30 arquitectos modernos más importantes, rara vez encuentras una mujer (si acaso se cuela Zaha Hadid).

En México tenemos arquitectas que cada vez están figurando más. ¡Y en el mundo también! Hay un largo camino por recorrer, pero confío que estaremos cada día más a la par en cuanto a reconocimiento de las grandes figuras masculinas¨, aseguró.

Sofía Aspe, que dirige desde hace 8 años el despacho que lleva su nombre, tiene varias fuentes de inspiración.

¨Admiro a la interiorista inglesa Ilse Crawford.

Me fascina por su trabajo y también, por su filosofía de cómo abordar los clientes. Para ella, ellos son los protagonistas del proyecto y no la casa. A veces esa es la percepción del arquitecto. En cambio, ella, toma en cuenta la iluminación a detalle para que quien habite el espacio pueda leer mejor, se sienta y se vea bien. Todo gira alrededor de la experiencia¨, confesó.

.

 También sigue el trabajo
del español Jaime Beriestain,
¨que está haciendo cosas increíbles¨
como el hotel Almanac Vienna.

Además, a Paola Lemti, de Italia.
Patricia Urquiola, de España.
¡La lista es larga!

¨Y como empresaria, admiro mucho a Kelly Hoppen. Ella es un ejemplo de cómo esta profesión tiene un alcance enorme, mucho más allá que la decoración¨, agregó.

Sofía, quien asegura que si no se hubiera dedicado al interiorismo habría seleccionado cualquier ¨primo hermano¨ dentro del área creativa como el diseño textil, se siente dichosa porque no siente su trabajo como tal.

Es decir, ama tanto lo que hace,
que lo disfruta al máximo
y se sabe bendecida. 

.

.

En cuanto a la diferencia de géneros en el área donde ella se desarrolla, afirma que ¨como mujeres, hay un tema innato de creación de hogar, pero, así como no nos gusta pensar que los hombres son mejores solo por el hecho de serlo, tampoco lo diría de las mujeres.

Es tema de mucha sensibilidad, de inteligencia espacial, disciplina y trabajo de oficina, porque la gente cree que sólo se trata de ir de compras con dinero ajeno. Saber escuchar muy bien a los clientes, trabajar con proveedores y eso no tiene género¨. 

La artista, para su estudio, sólo contrata a mujeres (son 14 en total). Es su granito de arena de apoyar al género en un país donde, enfatiza, seguimos con enormes desigualdades laborales, temas de violencia y feminicidios.

¨Yo no siento ningún rezago. Como yo no compro esos prejuicios de que por ser mujer la tengo más difícil y no me van a respetar los albañiles o los proveedores. Hay cosas que no hay que creérselas. Eso no nos ha frenado en lo más mínimo.

Veo grandes desigualdades en este país, pero voy hacia adelante. Si haces las cosas bien y eres consistente, al final seas hombre o mujer vas a encontrar éxito. Este país es enorme y hay chamba para todos¨. 

.

Aspe se considera feminista,
en el sentido de que ambos géneros
tienen las mismas oportunidades.

No entiende por qué la gente se asusta con el término, creyendo que odias a los hombres.

¨Es sencillo: si yo hago el mismo trabajo que un hombre, merezco ganar lo mismo que él gana¨, sentenció.

Sofía Aspe profesa un cariño especial a todos sus proyectos, pero algunos resultan más especiales que otros y tiene que ver con las primeras veces.

¨También, acabo de terminar una casa espectacular después de cuatro años de trabajo, y el hotel de Polanco, es el primero que hago aquí y me encanta¨. 

En nuestra charla con la interiorista mexicana, nos confesó que hay obras que sí le habrían gustado hacer a ella.

¨El nuevo Four Seasons de Madrid.

Qué ganas de hacer un hotel en un edificio que fue el Banco de España, con esas vistas impresionantes… Pero hay muchos, me falta mucho por hacer. Mi estudio es relativamente joven, vamos a cumplir 8 años. Está en puerta nuestro segundo libro a propósito del aniversario. Incluye 22 proyectos muy especiales y diferentes¨, relata orgullosa.

.

Esta mujer exitosa, que además es amante de los perros, ha logrado poner en una balanza perfecta la maternidad y su vida profesional.

¨La maternidad es algo que agradezco, es una bendición, pero no me define como mujer. Está esta otra parte profesional, con logros, que me hace sentir útil y creativa. Me permite generar empleos, me da una independencia financiera y como mujer. Ambas cosas son muy importantes. 

Soy extremadamente organizada
y eso me permite hacer las dos cosas.

Soy muy formal y puntal.
Eso ayuda para manejar mis tiempos.

Los fines de semana son sagrados y los respeto.

He aprendido a desconectarme.
A las ocho de la noche pongo en modo avión
y es momento de realmente estar con mi familia.

He aprendido que los éxitos de mis hijos
no son mis éxitos.
El 10 de tu hijo no te hace una triunfadora.
Eventualmente ellos se van a ir.

Nunca he tenido cruda moral.
La culpa la tengo muy bien domada.

Estoy feliz que ellos vean que salgo a trabajar todos los días, que soy una luchadora, una guerrera. Que vean que hay días difíciles, clientes difíciles. Que no todo es glamur. Que hay momentos espectaculares y de gozo¨.

.

En cuanto al espacio favorito de su casa, la interiorista nos confesó que se trata de su cuarto. De hecho, lo remodeló en pandemia para, también, darles trabajo a sus proveedores.

¨Así como las relaciones entre los seres humanos cumplen un ciclo cada siete años, los espacios también. Ya le tocaba y quedé feliz.

Soy muy tempranera -eso ayuda a balancear el tiempo- y también me duermo a buena hora. Así que llego y ceno con ellos, a veces en mi cuarto, vemos una buena serie, leo, juego con mis perros, todo con una vista muy linda a mi jardín. Es mi oasis, me da paz y me desconecto del ajetreo del día¨, nos dice. 

Sofía recuerda con humildad sus inicios.
Y aunque le hubiera encantado estudiar
desde un inicio a lo que se dedica,
recorrió un camino por otras áreas
(administración de empresas
y cocina en Chicago).

No obstante, desde pequeña jugaba a la casita con sus muñecas, reacomodaba espacios, tenía una colección de muebles en miniatura. Todo le sirvió, pero nada le apasionaba.

Piensa que, en los planes de educación, es fundamental que enseñen a las personas a hablar en público, pues es algo que ocuparás más allá de la profesión que tengas. También, el tema de impuestos.

¨Algo importante es entender
que no puedes dedicarte
a hacer lo que no te apasiona¨.

Al recapitular la situación actual y cómo ha cambiado el mundo, Sofía Aspe acepta que se han abierto nuevas oportunidades. Las personas están en sus casas y todo lo que habían dejado para después en temas de remodelación, ¡lo quieren hacer ahora!

¨El jardín que les daba pereza mejorar, ahora necesitan un paisajista. El candil de la sala es importante, porque ahora nuestros hogares sustituyen la oficina, la escuela, el templo¨.

Los hogares deben ser mucho más que una guarida.
Nos hace recordar quiénes somos y saca lo mejor de nosotros.

¨Ahora las azoteas se vuelven roof gardens,
balcones que se llenan de plantas.

Ha cobrado mucha importancia el contacto con la naturaleza y poder crear espacios para convivir con la familia y los más cercanos.

Además, las personas están buscando materiales como jaladeras y llaves que sean de materiales antibacteriales. Hasta estamos diseñando cajones con divisiones para guardar los cobrebocas o percheritos para colgarlos¨. 

La carrera de
Sofía Aspe
va en ascenso,
adaptándose
a los nuevos tiempos
y con sed, siempre
de seguir adelante
y aprendiendo.